24.10.06

Surrealismo en ayunas: Rafa Márquez, La Habitación Roja y el Estatut...

Sé que el título es un poco extraño, pero os juro que tiene sentido, o eso me ha parecido a mí, aún medio dormida, tras leer la entrevista al jugador de fútbol que publicaba una revista mexicana "alternativa".
Y es que el periodista arrancaba ni más ni menos que mentando al grupo valenciano y a su canción Nunca ganaremos el Mundial dirigida a la 'Furia Roja' (no puedo evitar acordarme de Dani Seine y sus fotos en El País Semanal). Imaginaos mi sorpresa ante tal comienzo. Pero la cosa no se queda ahí porque, aprovechando que Rafa juega ahora en la Liga española en las filas del Barcelona, al intrépido reportero no se le ocurre otra cosa que preguntarle por su opinión sobre el Estatuto de Cataluña...noooooooooooooooooooo! El Estatut no!! Me niego! Estoy en México, por el amor de Dios! Además, ya hay que tener mala leche para hacerle una pregunta así a un futbolista. El único que puede opiniar sobre temas patrios es Raúl, (ja, ja) y si es en El Marca, mejor que mejor, todo queda en casita...
La verdad es que el pobre no ha sabido salir muy bien parado de la pregunta, pero no se lo tendremos en cuenta, lo ha hecho mejor que muchos políticos. No os la transcribo porque no la tengo aquí y no quiero cagarla, que soy periodista, joder!
Era sólo un momento surrealista de antes del desayuno.

23.10.06

CÓPULA O UNIÓN

hace más de 15 minutos que espera. Un cigarro se consume distraído en su mano derecha mientras con la izquierda mueve el azúcar de un café que ya está casi frío.
El llega con la sonrisa encantadora, la de quien sabe que hace más de 15 minutos que le esperan. La besa levemente en la comisura de los labios antes de que ella salude, como dice la canción de Mecano, sin mucho afán.
-Estás muy guapa
Entonces ella piensa en que no es lo mismo ser que estar, ahora se acuerda de Alejandro Sanz ¿Por qué son las canciones horteras las primeras que le vienen a la cabeza?
ser guapa
estar guapa
parecer guapa
resultar guapa
Ser, estar, parecer, resultar. Le gustan los verbos copulativos porque le gustan los matices.
Él desliza la mano por debajo de su jersey a la vez que le cuenta algo que hace rato que no escucha. Ella siente el roce de sus dedos sobre su espalda desnuda y le apetece terriblemente que aquello no pare; que dejen el café terminándose de enfriar y escapen. Se pregunta qué pasaría si se fueran ahora a casa; qué haría con ese hombre: follar o hacer el amor, disfrutarse o completarse...
Paga el café y salen del local. Después de todo, ¿a quién le importan los matices?.

22.10.06

Errores de cálculo

Siempre había pensado que no se me daban mal las matemáticas, sin embargo escogí las letras, tan inexactas, tan ambiguas... entonces, por qué me empeño en que las cosas salgan como yo espero? Por qué me cuestan tanto los "contratiempos"? Por qué echo de menos a alguien a quien yo decidí abandonar? Por qué siempre me acabo equivocando?
Y lo peor es que seguirá siendo así, por los días de los días, y los años
Tan segura, tan errada; tan pequeña en los brazos de quien me sabe abrazar, tan grande para los que sólo me miran.
Vuelve a ser domingo de caricias, sin caricias

13.10.06

La casa número 13

Una casa nueva es un lienzo en blanco, un espacio vacío en el que proyectarte. Empezar otra vida en otro país es cualquier cosa, que acaba siendo lo mismo... planes
planes
y yo planeo sobre todo, sin mojarme, sin ensuciarme, soñando porque me da pereza vivir, escogiendo la irrealidad cercana.
He habitado un total de 13 casas, si no cuento con las viviendas paralelas de mi padre y los huquecitos que dejaba para mí, es decir, 13 cuartos(algunos de ellos compartidos); 13 espacios en los que siempre acabo por sentirme a gusto y marcharme.
Detrás de nuevos principios, de inicios, de otros mundos menos mundanos en los que seguir creyendo en mi inmunidad.
Pero ni soy tan inmune ni los vacíos son tan asépticos. También los lienzos tienen medida, están limitados; como los lugares tienen problemas... no soy supersticiosa, pero la casa número 13 me está costando un poco más; lo que antes era grande y luminoso ahora me desborda y empequeñece.
Quizás debería plantearme el aterrizar, el llenar mis huecos con actitud casi definitiva, achicar mis horizontes, creer en algo hasta tocarlo y empezar de verdad.