18.7.07

Las cosas pasan por algo y los trenes tambi'en

Cuando piensa en como llego a ese lugar, sonrie. Todavia le cuesta aceptar que ocurriera de una manera casual, sobre todo cuando mira al fondo de los verdes que la rodean, cuando comprende el color del infinito.
Se perdio para aquellos que la habian conocido hasta el momento. Un buen dia como el que va a comprar tabaco y decide no volver. Ella no fumaba ni fuma, tampoco iba a comprar, solo que aquella ma;ana se deseprto con el pecho algo encogido y la respiracion peque;ita peque;ita, como a medias. No tenia penas ni problemas, pero le dolia aquel burru;o en el pectoral.
Por eso salio a caminar sin rumbo fijo. Y por eso no le gusto que el tren se interpusiera en su camino, impidiendole cruzar las vias.
Subirse a uno de esos vagones de mercancias fue un impulso que le permitio olvidarse de las arrugas en sus pulmones mientras imaginaba a que lugar le llevaria.
Pero nunca imagino lo que encontraria de verdad.
Llego a mil lugares que se le presentaban de una sola vez, sin dejarle mpoverse ni un metro. A mil verdes. VERDE. VERde. verDE. En las hojas, en las calles, en las faldas, en unos ojillos al despertar, en el agua, en sus sue;os, en el horizonte.
Tanto y tan bonito que el pecho se le arrugo aun mas y aprendio que a veces hace falta hacer un esfuerzo por respirar profundo y sorber de lo bueno, lo mejor. Y le dolio estirarse por dentro como si el nudo tuviera a;os, como si tuviera entra;as de cristal y al romperse sus propios pedazos se le clavaran en la piel desde el interior.
No vio la sangre pero supo que estaba ahi y que no era mala aunque fuera amarga. Crecio desde algun punto de su cuerpo que antes siquiera sabia que existia y ahora puede mirar mas lejos. Para ver mas y mas verde.
Todavia sonrie cuando piensa en como llego a ese lugar, del que no tiene ninguna intencion de regresar...

Nota
Texto inspirado en los paisajes de Guatemala, pero no en mi persona. Tranquis que no tengo intenciones de quedarme aqui para siempre, aunque me siga pareciendo increible. Sorry por las tildes, no hay en el teclado, argggg!

11.7.07

Belize?

Ese pedazo de tierra responde por s'i solo a cualquier duda. Negros, chinos, mayas, indios... gente que abarrota los autobuses y te habla en cualquier idioma, que pinta el paisaje de sonrisas y pobreza, de palmeras y casas de madera.
Y m'as negros hablando ingl'es en el Caribe, cantando, mirando, deseando y divirtiendo. Una mezcla entre Cuba y qu'e s'e yo... alegr'ia, escasez y monedas con la reina de Inglaterra. No tiene demasiado sentido, pero , qu'e m'as d'a?
Me hubiera perdido en sus valles o en sus mnta;as, por qu'e no? (como dir'ia la Trasovares), o en esas playas que prometen estar llenas de rastafaris fumando marihuana y escuchando reagge. En otra ocasi'on ser'a, lo prometo, pues es un pa'is que se merece mucho m'as que un d'ia.
Ahora me toca centrarme en Guatemala, en la islita de Flores y sus casitas. No pod'ia haber tenido un mejor encuentro con este lugar que despertar y darme cuenta de que estoy viviendo en una colina en medio de un lago, con cuestas y piedras, como mi Albayz'in, pero con paredes de colores.
...
ma;ana m''as