24.5.06

qué pasaría?

Qué le puede pasar a un hombre de ciencias que vive por y para los impulsos? Y a una mujer que pierde el control sobre lo que es o debiera ser?
Qué piensa el que no encuentra más opiciones? Y lo más importante, el que encuentra más de las necesarias? Qué nos pasaría si... o si no?
Juguemos un poco al modo en el que la realidad es la que sonemos; a las viviendas vacías; al muerto que puede volver a nacer (quizás esto último sea un poco macabro). Juguemos, simplemente, a fabricar las piezas perfectas para esos vacíos, sin contornos ya dados, que cambie el molde una vez que hayamos decidido la forma.

1 comment:

Pequeña said...

Moldes, formas, contenidos y continentes... puf. Jugemos a vivir, porque la vida no está en otra parte, sino aquí, en nuestros veinte años como soles -o como sombras-. Todos tenemos siempre cajas que hacer y dehacer, y gracias Dios por esta suerte de poder corretear decididas, que no huyendo, de poder buscar otros cielos, olerlos y pensarlos.