13.10.06

La casa número 13

Una casa nueva es un lienzo en blanco, un espacio vacío en el que proyectarte. Empezar otra vida en otro país es cualquier cosa, que acaba siendo lo mismo... planes
planes
y yo planeo sobre todo, sin mojarme, sin ensuciarme, soñando porque me da pereza vivir, escogiendo la irrealidad cercana.
He habitado un total de 13 casas, si no cuento con las viviendas paralelas de mi padre y los huquecitos que dejaba para mí, es decir, 13 cuartos(algunos de ellos compartidos); 13 espacios en los que siempre acabo por sentirme a gusto y marcharme.
Detrás de nuevos principios, de inicios, de otros mundos menos mundanos en los que seguir creyendo en mi inmunidad.
Pero ni soy tan inmune ni los vacíos son tan asépticos. También los lienzos tienen medida, están limitados; como los lugares tienen problemas... no soy supersticiosa, pero la casa número 13 me está costando un poco más; lo que antes era grande y luminoso ahora me desborda y empequeñece.
Quizás debería plantearme el aterrizar, el llenar mis huecos con actitud casi definitiva, achicar mis horizontes, creer en algo hasta tocarlo y empezar de verdad.

4 comments:

bea said...

hay personas que no están hechas para asentarse...
un besito

kanlle said...

ayyy mi niña
joe, a mi si que entran ataques de nostalgia amorosa de mantas y nutella, sobre todo porque yo tengo No casas, esas de amigos en las que entro regalando un planta que todos se olvidan de regar pero consigo hacerme un hueco entre ustedes ; tu casa de madrid, la de madrid, ahora la de edu en granada, y no sabes como espero llegar a la numero 13 con gata ronronera incluida.
Animo preciosa!!

MERCE said...

sí, hay casas más difíciles que otras.Supongo que hay que buscarle el punto a tu casa nº13, acuérdate de cuando no teníamos lavadora en tu casa nº11¿?,era incómodo pero tenía encanto. Siempre miramos hacia atrás, como calculando, para coger carrerilla y, cuando menos te lo esperas, has encontrado tu tejado y...¿por qué volver a volar?esa es la cuestión, no crees?un besito guapa!!Merce

La gata que vuela said...

Ay, Merce! No sabes cuánto me acuerdo de vosotras en esta supercasa vacía...mi mancate, bambine.. y me encantaría encontrar lo que vosotras tenéis.
Gracias por el mensajillo!