7.5.07

Aaaaahhhhhhhhhhhhh! Que me meo!! (basado en muchas historias reales)


Sí, si me paro a pensar en todos los momentos en los que el pis se ha convertido en el protagonista de situaciones o charlas, me doy cuenta de que vida ha transcurrido entre meones/as.
Ok, todos hemos soñado alguna vez que llegábamos al baño, tras una espera interminable, y nos aliviabamos sin darnos cuenta de que estábamos en la cama. Pero, cuando eso sucede pasados los primeros años de tu vida... míratelo, porque no es normal.
Entonces se convierte en anécdota (bastante graciosa, por cierto).
Sé que no os estaréis preguntando a qué coño viene esto, pero os lo voy a decir: viene a que un buen día después de una buena borrachera no muy lejana, me desperté para darme cuenta de que el chico con el que me había liado la noche anterior dormía sobre un charquito sospechoso. Aunque yo me quise convencer de que se le habría caído algo, una cerveza, qué se yo, cualquier cosa, el olor que empezó a desprender aquello pasado un rato no me dejó seguir mintiéndome. ¿Patético? Quizás. ¿Ridículo? Bastante.
Lo importante es que a mí no me manchó y creo que nadie se escapa de momentos semejantes. Quien esté libre de meado que invite a la primera chela.
Las primeras son mis amigas del colegio, jaja, las mismas que se llevaban compresas de sus madres ( de las gordas tipo pañal) a esquiar cuando aún no tenían la regla. ¿Que por qué?, pues porque sus vejigas no eran de demasiado aguante y es una putada mear en la nieve y tener que bajarse todo el mono. Mucho más cómodo llevar la compresa pañal para escapes tipo tena lady, y si no controlaban el chorrillo, si se meaban enteras, vamos, tampoco importaba, estaba calentito (lo malo es que luego pica).
Bueno, digamos que de todas ellas, algunas son mejores que otras en estos menesteres. Es el caso de A., campeona de las anécdotas urinarias cuyos ataques de risa le llevaron a mearse en sitios como la sala infantil de la biblioteca, con sus sillitas acolchadas en las que aún se puede percibir el cerco, o en la pista de cemento del colegio, después de que la "agitáramos" (como buenas amigas, jaja).
O L., que no pudo contener el pis en medio de los jardines del Triunfo. Qué tendríamos, 15 años? o 16, porque ya fumábamos porros. Sí, le dio la risa y se mojó entera. Lo peor es que S. y yo le insistíamos en que andara por la sombra porque se le veía menos la mancha, cuando era todo lo contrario (como buenas amigas, de nuevo).
O C., que a rondando los 20 añitos se despertó toda mojada porque tenía cistitis (debido a una demesurada actividad sexual) y no controlaba su vejiga. Le dio tanta vergüenza que nunca se lo contó a nadie, hasta ahora, y dormía con su novio usando compresas como las de mis niñas y sin pegar ojo, por miedo a lo que pudiera suceder.
Ah! También está la costumbre de E. de mear en su maceta de geranios por la mañana con tal de no bajar al baño. Y no bastándole con echar su amoniaco a la plantita, invita a su amante a que lo haga. Lo curioso es que las flores se ven mejor cada día.
¿Alguien más quiere confesar? Ah! Falto yo, pero yo paso, que para eso soy la del blog, jaja.
No, hombre, pero lo cierto es que mis historias de meados fuera de lugar no van más allá de alguna descarga en la ducha (al mejor estilo Mercedes Milá) o en las piscinas (y la verdad es que de eso ya me quité). Lo siento, pero tengo una vejiga del tamaño de un balón de fútbol y no se me suele escapar. Bueno, una vez meamos en un vaso y se lo dimos a probar a una "amiga" como el nuevo refresco de manzana, ¿eso sirve?
Espero que sí, si no, prometo cualquier otro secreto escatológico para compensar el haber desvelado vuestros momentos más húmedos.

PD: Me acabo de acordar de la época en la que teníamos un local en Granada. Ahí nos pasábamos las tardes fumando porros, jugando al Trivial o a las cartas y escuchando una y otra vez las mismas cintas o el Mono Temático de Radio3... El caso es que el sitio tenía baño, pero no había agua, así que meábamos en un cubo, todos en el mismo, que al final de la tarde estaba a reventar, y luego sorteábamos a quién le tocaba vaciarlo en las plantas de fuera. Siempre te salpicaba algo.

15 comments:

Tamara said...

eres única, haces que lo escatológico se convierta en algo poético y divertido.

mucho amor (que no sexo, juas!) para mi minina.

C. said...

ejem ejem... lo que hacen las neuronas espejo, fue una buena tarde la de ayer, casi me creí que te tenía enfrente despollándote!!!

L said...

jajajajaja, yo si que me meo, cabronas, una cosa te digo...olvido pero no perdono, se lo voy a mandar a A a ver lo q dice

La gata que vuela said...

Por puntos:
1. gracias Tam por tu apoyo, pero lo que tienes que hacer es dejar una historia escatológica... estoy segura de que tú tb tienes.
2. C,realmente estaba frente a tí y sí, me estaba despollando de imaginarte toda empapaíca y sonrojada.
3. L, no seas mala!

luchi in the sky said...

yo soy la otra l.
meones fuera, tía, que parece que ya estamos con hombres jubilados de problemas en la próstata.

Tu historia es taaaaaaaaan divertida. L primera y yo nos hemos reído mucho
muamuamuamuamua

pd: a mi me igual que vuelvas a madrid o granada... siempre que vuelvas, aunque sea una temporadita

Tamara said...

Me tenéis intrigada con la mierda de las iniciales. ¿L? ¿C? ... H I J K ¿¿¿???

¿de qué coño va esto?, ¿ahora os mola ir de misteriosas por la vida?

pd. y sí, yo también me he meado alguna vez de la risa. a mi favor diré que hace tiempo que no me pasa.

kanlle said...

minurriaaaaaaaaaaa,
no sé nosé... ummm no se joder, pero creo que es mejor que lo del libro no sea común, cada una el que le salga de la polla,
Tranquila seguiré con arturo y ali... ummmm no te lo esperabas emm?? jajajaj

La gata que vuela said...

A ver CAye, empezamos bien el taller... no, no, si el libro no es común no tiene gracia, porue no lo podemos comentar.
Por cierto, me he acordao de otra historia de L., de cuando se meo en mi gorro de ducha azulito con lunares blancos...

h said...

jaja, ya me sabía algunas (la de E y su amante es genial! las flores bonitas! jiji) pero está genial leerlo todo, eres una monstrua del pipi! yo sólo se que de tanto hablar de R y su charquito, hoy hasta soñé con él! pero charlaba, no hacía ipí! o quizea prefiero no recordar esa parte del sueño, jaja!

kanlle said...

valeee , (pero mi librote de cortazar es muy grandote y no me lo puedo llevar a toas partes!!)
que te parece "hisotorias de escritorio" o el prefieres algo más escatológico como; letras cagadas, potadas, incluso MEADAS!!!
Wenas noches.

pd; que energía y buen humor da la primavara; joe que gustazo (no sabes como huele ya Granada por las noches nena, pura maravilla!)

Cuqui said...

Y la de mi ex J.A? No recuerdas que en cierta fiesta en tu casa de O'Donnell se meo en las plantas de tu portal porque la gorda se estaba dando una ducha...? Ha faltado tb la historia del gorro de ducha y... seguro que hay más!Ahora escribete una de mierda, que son más asquerosas...

kanlle said...

TE HE DEJADO UN REGALITO EN MI BLOG, (SE LLAMA MARCELA, PERO BIEN SE PODÍA HABER LLAMADO ÁMINA)
JIJIJI

kanlle said...

jajajaj, me parece un nombre cojonudo!!! poro no mi niña, ese relato tiene unos cuantos añitos ( de 2º de BUP o así, Zoé Valdés me invadía por aquella época.)
en verdad el de Alica fue el nuevo.
Besitos mil fiore
(El martes me voy a TORINO!!!)
te traeré algo mágico nena!!

Bea said...

mina, tía esta historia sí que no da más de sí, escribe otra, so vaga
un besito
por cierto estas mu guapa en las fotos de hanna

elenita said...

hola hola!!!solo queria corroborar que los geranios estan cada dia mas bonitos!!!un beso