23.5.07

Le gusta esa canción

Sonríe porque esa canción le hace sonreír, y porque está en en el metro, rodeada de gente y aislada por sus auriculares, recordando cualquier otro momento, mezclando los tiempos gracias a la música. A veces le pasa. Como una melodía que se repite mientras viaja en un coche con amigos, el sabor a títulos a de crédito que le viene inevitablemente, la imagen cinematográfica de lo cotidiano con banda sonora.
Entonces piensa en cómo las películas han transformado su mente, en cómo eso no le sudecería a sus bisabuelos, ¿qué les pasaría a ellos?, ¿y a la generación posterior, la de los videjuegos, la de los realititys?
Quizás los niños de hoy mañana vivirán en sus mentes lo que George Orwell describió en 1984. Pensarán el mundo a través de una cámara, se plantarán el bien y el mal en términos de lo que la audiencia pensaría que está bien o mal... "si yo estuviera en Gran Hermano y hubiera hecho esto delante de una cámara, qué habría opinado la Campos". ¿Acaba de convertir a Maria Teresa Campos en algo parecido a Dios? Acaba de convertir a Maria Teresa Campos en algo parecido a Dios y eso le hace acusar su sonrisa.
Ahora piensa en ese refugio que es la intimidad en el que puedes hacer lo que te dé la gana sin miedo a ser juzgado o dañar tu imagen, porque no existe imagen si nadie la ve. Y casi se le escapa una carcajada al acordarse de sí misma frente al espejo sacándose granos o poniendo cara de tía buena cuando prueba un nuevo peinado. Esas situaciones ridículas en las que se la ha pasado por la cabeza una pregunta: ¿Te imaginas que hubiera una cámara detrás del espejo, como en algunas pelis?
Pero sabe que no es la única que hace estas cosas (y otras peores, o mejores) cuando nadie le ve. Entonces comprende muchas teorías. Lo ridículo de cada uno suele coincidir con lo ridículo de muchos otros, de la humanidad, si le apuras. Ahá, como la bla de plastilina de Caye, el principio del universo a partir de una masa en la que todo se funde y se vuelve a repartir; o la teoría de las almas de Platón, esas que iban volando en un carro y cayeron a nuestro mundo; o la esencia de Sócrates (¿era Sócrates? bo)... seguro que Kundera lo habría expresado bastante mejor. Es lo que tiene no ser un genio literario.
O pertenecer a una generación audiovisual.
Le gusta esa canción.

5 comments:

cuqui said...

Si ya lo decía Alejandro Sanz: "cuando nadieee me vee puedo ser o no ser, cuando nadie me ve pongo el mundo al revés...lalalalallalaaa"

Sí, cuando está solo hace cosas muy raras. Yo a veces practico mi inglés. O me imagino que soy alguien importante y lo que haría si lo fuera.

kanlle said...

te quiero mucho!!! (sniff, siento que se acaba una época y estoy mimosilla!!) Besitos

La gata que vuela said...

caye, el proyecto ya está en marcha www.cultoalcuento.blogspot.com
a currar!

kanlle said...

pero no me sale...
me tienes que dar la contraseña
tia, me ha dicho un pajarito algo de new york new york...
(Dónde te metes que no te veo!!)

Anonymous said...

(qué bonito escribes)
Música de este siglo, imagen en la que estamos

Y lo de sonreir... lo había pensado muchas veces, porque lo asociaba al alcohol, pero yo no bebo y tb sonrío. Al final, al menos yo, sé que es porque me hace feliz bailar. Tb lo hago cuando nadie me ve.
:) y los prritos, un poco influyen tb, jeje

h