21.11.06

¿Qué decir?

Semana extraña la pasada, como l a mayoría de mis días aquí.
Llego del DF sin haber sido violada ni robada, ni siquierahe sentido la amenaza de unos ojos raros. Concierto de Morrisey. Cuántas ganas tenía de verlo y que cortito se me hizo. El miércoles llega visita y yo tengo que trabajar. A ver si busco un hueco para escribir el reportaje.
No hay huecos.
Se solapan presencias y faltas. Fiesta electropop con las Supremas de Móstoles incluidas. Yo esperando respuesta desde España, quiero trabajo, quiero trabajo!! (pero no quiero trabajar).
Sigo adelgazando en mi hamalgama de viajes y ausencias. Nervios.
Fin de semana, Congreso Nacional sobre Indigenismo. Otra realidad. La que raramente se materializa en los medios. Gente que vive de la tierra y lucha por ella. Rostros cubiertos con pasamontañas para ampliar voces que ni siquiera hablan del todo el español. Mis tacones nuevos carecen de sentido ante tanta piedra. Contradicción otra vez. ¿A qué me agarro? ¿Qué mundo escojo?
Superficialidad.
Miedo a lo que quiero ser.
Solamente me apetece estar sola. Y escribir. Y leer.
Y volver a tener 16 años o pasar directamente a los 30.
Nadie dijo que fuera fácil (y sin embargo lo es).
Y yo cada vez más flaca.

3 comments:

Jose Luis said...

Amina Corazón no se te ocurra perder un gramo más!! Que cualquier día te vuelves invisible!!

Qué envidia lo de Morrisey

No a los tacones

ahhh y Granada es genial!

kanlle said...

ayyy, en realidad no sé si tengo los ojos llorosos o es que realmente tengo ganas de llorar.
Volver a los 16 y deborar los libros en busca de respuestas increibles a pequeños problemas adolescentes, que siempre sospechaste muy profundos, y es que realmente lo eran.
Parece que al final nos vamos a San José en el puente, a esa casa de mi tía, que supnogo alguna vez te conté, en un acantilado...
A veces la frivolidad es necesaria, sino las conferéncias sobre indigenismo caérian cuales bombas en nuestros pequeños corazone, al menos los tacones los sostienen no crees? Pienso que en fondo la dualidad siempre fue salud mental -puta mierda psicológica sempiterna!!-
Más y más contradicciones, Alicia y yo maquinando irnos a Buenos Aires el próximo año, y mi él??
El año pasado creí insoportables 6meses fuera de su abrazo, y ahora?? curada y casi-currante , casi acabando la carrera, tengo vértigo niña, creo que voy a caerme, será poque no suelo llevar tacones tan altos.
Tal vez sea más factible buscar algo más europeo, más londinense... Me apetece un año, aunque sea uno, con vosotras...
Definitivamente quiero volver al Instituto y debatirme y seguir a caballo entre mi voluntariado en PROMI y "al salir de clase" aunque simplemente me baste con volver a Torino.
Besitos, (hoy te echo especialmente de menos y no se porque!)
Volverás como el turrón por navidad... no lo creo, no es cierto?¿
Muak

Anonymous said...

Parece que este año -por que como ya he dicho otras veces, lso años empiezan en septiembre- viene cargado de contradicciones y dolores de cabeza para todo el mundo. Si encuentro la fórmula para equilibrar todas estas marañas emocionales te prometo que te la chivo bajito. Mientras tanto, come muchas tartaletas y frijoles. No queremos verte delgaducha, que luego nos preocupamos. Me prometiste que os íbais a cuidar.

lof u minina.

t.