28.3.07

"Paren el mundo, que yo me bajo"

Cuarenta y cinco personas mueren en Irak al explotar varios camiones llenos de explosivos, eran mayoritariamente chiies. Uno de los vehículos era de los que se utiliza para transportar trigo, por lo que la se agolpó entorno a él... como represalia, otras 60 personas son asesinadas a tiros, en este caso sunies. Y te dan ganas de pedir un tiempo muerto indefinido, una pausa para llorar o para no seguir sabiendo, para que no sigan pasando las horas como si nada; las muertes como palabras.
Para que no te sepa bien la tostada.
Mientras, en España, los gallegos piden a la Real Academia de la Lengua (ya sabéis, la que "Limpia, pule y da esplendor") que elimine la acepción peyorativa del vocablo "gallego" del diccionario, porque recoge que en ciertos países latinoamericanos se usa como insulto.
¿Será cierto eso de que existen realidades paralelas que sólo a veces se mezclan? Ahora comprendo las teorías de mi madre sobre las distintas dimensiones, sólo así puede tener algún sentido todo esto.

1 comment:

h said...

Si que hay varias dimensiones. Entre dos cerebros ya las hay. El equilibrio es costoso, pero parte del camino.
El asimilar la masacre no lo es, no puede serlo. No hay camino, no hay formas ajustables de encontrar cómo aceptarlo. Y la tostada siempre sabiendo mal con la sangre en vez del tomate.