18.4.07

...welcome

Desde arriba, Guadalajara parece desperezarse tras un largo día, a través de luces que se van prendiendo como bostezos. Yo también estoy cansada, después de atravesar lo que a mí me han parecido más de dos siglos mientras que para otros han sido 18 días (será cuestión de puntos de vista, como todo). Ya estamos casi en tierra y eso me alegra, porque siempre me gusta volver a cualquiera que sea mi casa y porque un latido desordenado, justo antes de subir al avión, se me ha clavado a modo de mal designio en las más de dos horas de vuelo.
En los ojos traigo un par de lágrimas demasiado tímidas como para salir. No tienen motivo y no está bien eso de llorar porque sí.
¿Tristeza?No. No se trata de eso.
Quizás sea algo más complejo y a la vez más simple. Sólo una sensación que ya empiezo a catalogar: el último trago de un viaje.
Mis días sola al otro lado del Muro me han abierto viejas heridas, pero de las que no duelen de verdad, sino sólo para que no las olvides. La herida de no ser más que uno mismo; la de ver el mundo y reflexionarlo, discutirlo sin más interlocutor que tu sombra.
Ver, vivir dos mundos tan distintos y tan cercanos, geográficamente hermanos y realmente opuestos: Tijuana-S.Diego. Y yo crecida ante mi capacidad de camuflarme más o menos en ambos, tan aliviada al saber que no necesito grandes trámites para pasar; que la cola invisible, la espera y la duda no son para mí. Porque soy europea. Tan cruel en mi alivio. Tan a gusto en los brazos del enemigo, en su orden, en su limpieza, en su escaparate de felicidad...
Meet people. Talking and talking and talking and talking... with my unperfect english. With some beer.
With my imperfect me.
Tan satisfecha con mis zapatos nuevos, con mi bolso, con todo y con nada.
Conmovida con las ballenas que se acercaron hasta la barquita en la que estábamos sólo para que las acariciáramos, como gatitos marinos de 16 metros de largo, cariñosas por instinto. Agradecida con el sur de Baja y sus gentes, con la hospitalidad y las olas, esas que me ayudaron a ponerme de pie sobre una tabla de surf, a mirar al océano con otros ojos.
Tan feliz con los días de autoestop y las risas de las chicas en medio de la "nada".
Y en el autobús que me lleva del aeropuerto a casa se me cuela otro pedazo de realidad, esta vez con música
... puede que te ignore
puede que te maltrate
pero el cielo ha querido
de él enamorarte
puede que te sea infiel
que te engañe con tu mejor amiga
pero si lo amas
eso no te importaría...

Todo ello adornado con el sonido de la tuba propio de la música norteña. Entonces me acuerdo de Nortec y la subcultura en Tijuana. Hay gente que quiere reciclar todo esto... ¿o quiere parecerse a aquéllo?
¿Por qué será tan difícil formarse una opinión? Me declaro oficialmente incapaz de tomar partido.

5 comments:

luchi in the sky said...

eres única, figura
muaks desde otra de tus casas

luchi in the sky said...

Por cierto: "Como el moco amargo que viene tras la cocaína: el último trago de un viaje". Me ha recordado taaaaaaaaaaaaanto a la escena esa de Pulf Fiction de "esta mierda es cojonuda".
jajajjajaja
pero qué grande!

Cuqui said...

Por favor, cuenta lo del space cake. Es una petición personal. Te juro que la próxima vez estaré al tanto de tu closet. Besín

La gata que vuela said...

Lo siento, cuqui, pero creo que a'unno estoy lista para hablar de ello... lo de mi closet a'un me tiene transtornada

kanlle said...

mi querida mina,
cuanto me alegro de que te llegara el librito abrazador, ayyyy
vaya viajecito, que me tenías de un intranquilo que te cagas, ahhhhhhhhhhhhh
Por cierto, que significa closet??
hoy me he puestos los pantalones negros turcos y me he acordado de ti, joe, vaya novedad!!
Ahora soy yo la que necesita muchiiiismos mimitos!!
(PD; el 17 me piro una semanita a Torino!!)
¿Estará este finde la señora en casa para que te podamos llamar??
ayyyyyyyyy culillo de mal asiento, que te quiero mucho!!

(POR CIERTO,LUCHI, TAMARA AN COMPANI: OS VENÍS PARA CRUCES?? YO NO TENGO UNA CASA EN EL ALBAYSIN PERO SERIA MUY GUAY!!! ALGO APAÑARIAMOSSSSSSSSSS NENIS!!

muak minurria