12.6.07

Nueva York visto por un pez

Es raro sentirse en un lugar conocido cuando nunca has estado antes allí. Culpa de las películas, supongo, o de la mezcla que representa esta ciudad: un cóctel de lo vivido.
Pero lo más raro es que en medio de tanto paisaje familiar o parecido, no seas capaz de relajarte porque a la vez todo es extraño, tan diferente al lugar del que llegas... ufff! Después de casi un año en México, tanto cemento y cristal marea, el agua del grifo se bebe con desconfianza, el éxito y la juventud de algunos provoca rechazo. Pisos pequeños, caros y nuevos, atardeceres en terrazas con gimnasio y minigolf, nadie tiene un hijo a los 24, todos suman carreras y máster, quedan para tomar el aperitvo con mimosas (champán y zumo de naranja natural), algunos viven en el barrio financiero...
Prefiero callejear, pero no llego a acostumbrarme.
Es muy raro.

3 comments:

Anonymous said...

me estoy leyendo un libro sobre la movida punk de new york que mola un montón. que sepas que en la esquina de la 53 con la tercera era dónde se prostituía dee dee ramone con viejos verdes adinerados. si pasáis por el max´s ó el chelsea hotel echadles una foto por mí!

besosssssssss

t

kanlle said...

hoy he soñado contigo, ire y layla...
Estabais viviendo de ilelagles en un piso de mi abuela, bajo mi complicidad, pero ella se entera y tenías que salir por patas porque había llamado a la poli.
Así que decidisteís huir a New York,
jejeje, tiene gracia no?
Muchos besitos pececilla

h said...

Me gusta lo que dices de que tanto cemento y cristal marean... imagino. Pero bueno, cuando vaya, fijaré mis ojos en las gentes, las millnes de expresiones que habrá...
sigue callejeando gatuna,

entre sombras encontrarás la real ciudad.